SELLO_GRANDE_UCV.jpglogo_de_estudios_internacionales.jpg


LA SITUACIÓN GEOESTRATÉGICA POLÍTICA, ADMINISTRATIVA Y SOCIAL DE LA CAPITANÍA GENERAL DE VENEZUELA Y SU INFLUENCIA EN EL PROCESO EMANCIPADOR 1777-1810







Fuente:Created by yalezka. F & Mary. S. (2011). Disponible en: http://www.slide.com/r/oPZqXBeCzj8ntyeldWDlj8jnnmMXRSIK
La capitanía general de Venezuela se crea en 1777, mediante la orden del rey Carlos III de España, a través de la Real cédula la cual separa a las provincias de Cumaná, Maracaibo, Guayana, Trinidad y Margarita del virreinato de la Nueva Granada, y las asigna en lo militar a la Capitanía General de Venezuela, de manera similar a como dependían en lo hacendístico a la intendencia de Caracas y en lo Judicial a la Audiencia de Santo Domingo. Chuecos nos explica:
Chuecos (1945). La Capitanía General de Venezuela. Por la Real Cédula del año siguiente, 8 de septiembre de 1777, el mismo Rey don Carlos Tercero, atendiendo a diversas representaciones que le habían dirigido el virrey de Santa Fé y los Gobernadores de Guayana y Maracaibo, sobre los inconvenientes que tanto a las referidas provincias, como a la de Cumaná e Islas de Margarita y Trinidad, se ocasionaban con su unión al Virreinato, por la distancia a que se hallaban de Santa Fé; tuvo por conveniente resolver la absoluta separación de las nombradas Provincias e Islas del referido Virreinato, y agregarla en lo gubernativo y militar a la Capitanía General de Venezuela. (Pág. 20-21).
La creación de la Capitanía General de Venezuela, también se debió en gran parte al éxito que obtuvo la Compañía Guipuzcoana mediante el incremento del comercio del cacao, lo cual hizo que la economía de Venezuela se centralizara en la ciudad de caracas, tomando esta, desde este momento gran importancia.
Según Ramón Díaz (1887) “…Con la explotación del cacao Venezuela se convirtió en "el más próspero dominio agrícola que España tuvo en América…”. (Pág. 24).
Según el autor Vitale Explica:
Vitale (2010) "... Con el auge del cacao, Venezuela fue uno de los centros más codiciado por las potencias europeas dedicadas al tráfico de esclavos. La explotación del cacao se realizaba bajo relaciones esclavistas de producción, que determinaron una compra de más de 40.000 esclavos en el siglo XVIII, que sumados a los anteriores y a los introducidos por vía de contrabando daban un total de 87.000 a fines de la colonia..." (Pág.3)
Posteriormente en 1786 al crearse la Audiencia de Caracas, el gobernador de la provincia de Caracas, recibió el título de Capitán General pasando hacer la persona de máxima autoridad, extendiendo la misma, en lo gobernativo y militar a las provincias anteriormente mencionadas.


Puntos a Tratar






Fuente:Created by yalezka. F & Mary. S. (2011). Disponible en: http://www.slide.com/r/EAKsohHGyT_sbQJsmsxuHaq1FOs4DNod



Situación Política – Administrativa y Judicial
Estratos Sociales – Situación Económica
Delimitación de la Capitanía General. 1777 – 1810
Ideología que subyacen
Posición Geoestratégica de la Capitanía General de Venezuela
MOVIMIENTOS REVOLUCIONARIOS
OPORTUNIDAD ANTE LA SITUACIÓN DE ESPAÑA
Creación de la Junta Suprema de Caracas
Fuentes Bibliográficas
external image insert_table.gif




Volver Inicio
SITUACIÓN POLÍTICA-ADMINISTRATIVA



La organización política de lo que posteriormente llegaría a ser la Capitanía General de Venezuela, es muy variada durante la época colonial. Esto se debe a diferentes razones, la primera es que los poderes públicos coloniales estaban separados y muchas veces ejercidos desde distintos lugares, así pues, hay que diferenciar entre elpoder político, el poder militar, el poderjudicialy la hacienda pública. De esta manera una provincia podía depender políticamente y militarmente de España, en lo respecta a la hacienda podía depender, de otra provincia más importante y en lo judicial de la Real Audiencia de Santo Domingo.
Para 1777, son seis las provincias, autónomas entre sí: Venezuela o Caracas, Cumaná, Guayana, Maracaibo, Trinidad y Margarita, que conformaban la Capitanía General de Venezuela todas en lo político dependientes del Virreinato de Santa Fe. Al mando de cada provincia se encontraba su Gobernador y Capitán General, los cuales poseían atribuciones lo bastante vastas, más que las de tipo militar, recibían órdenes del Virrey de Santa Fe, o del Presidente de la Audiencia de Santo Domingo. Como explica:


Bastardo (1979) "... A la Cabeza de cada provincia, su gobernador y Capitán General, también con atribuciones mucho más amplias que las de tipo exclusivamente militar que en España incumbían a los nombrados, recibe órdenes del virrey de Santa Fe, o del presidente de la Audiencia de Santo Domingo, según los tiempos y casos..." (Pág. 112).
Para entender de manera integral el funcionamiento de la administración en la Capitanía General de Venezuela, conviene precisar cuáles eran las atribuciones que tenían los gobernadores y Capitán General designados en las provincias, siguiendo una división en las siguientes materias. (Gobierno, Justicia, Hacienda y Guerra).Según el autor:
Méndez (2002). En lo gubernativo: conformar las elecciones para alcaldes ordinarios realizadas en cada Cabildo de su jurisdicción, otorgar los permisos necesarios para la función de nuevos centros poblados resolver los conflictos surgidos entre funcionarios bajo su autoridad (…) En lo judicial: administrar la justicia en lo civil y criminal, colaborar en la ejecución de las sentencias dictadas por la Real Audiencia de la que dependía su provincia, consultar con las real audiencia aquellos casos difíciles, o que por su gravedad necesitarían la intervención del máximo tribunal (…) En lo hacendístico: vigilar la recaudación de los tributos exigidos por la Real Audiencia, dictar las medidas necesarias para hacer frente a la práctica ilegal del comercio (…) En lo militar: tomar las previsiones necesarias parar la defensa del territorio a su cargo en caso de ataques externos, nombrar a los oficiales requeridos en cada una de las plazas de su jurisdicción, velar por el buen estado de y conservación de las fortalezas y demás edificaciones militares. (Pág. 103-106)
En cuanto La institución armada de la Capitanía General de Venezuela surge más tarde, con disciplina castrense, y armas de fuego, con derecho previsto en la capitulación, con obligación de prestarse auxilio, y solidaridad en la defensa contra piratas y contra la reacción indígena, fue en hecho la única organización militar que mantuvo la Capitanía General de Venezuela desde su momento de creación, hasta 1810 cuando se forma la Junta Suprema de Caracas, en si la Capitanía no tuvo un ejército propiamente dicho. El poder militar en cada provincia estaba sometido, a la autoridad del respectivo gobernador y capitán general. Información que nos amplia:

Bastardo. (1979). Los gobernadores podían reunir a los pobladores para tareas concretas y especiales de Justicia y defensa: eran las milicias, constituidas y armadas de manera transitoria; ellas cuando mucho, sumarian en todo el país unos diez mil hombres (…) hubo milicias de Blancos, y milicias de Pardos el mando se confiaba a lo ricos y a los nobles y ningún pardo podía subir más allá del rango de Capitán. (Pág. 130).
Al Sargento mayor y al Maestro de Campo correspondían, respectivamente la instrucción militar y las maniobras y simulacros del cuerpo armado, cada provincia tenía un Cabildo insular, cuyos miembros eran elegido entre los vecinos y oriundos de la comunidad, y cuyas funciones eran, regir directamente los asuntos administrativos de cada cuidad, velar por los intereses de la comunidad e intentaba resolver los problemas que le afectaban en materias tan diversas como, ornato, manejo de bienes públicos, etc. Y dictaba normas de buena convivencia.

Cuando el desarrollo de las colectividades reclamaba un centro de autoridad tutelar de ámbito mayor en las provincias, es cuando entonces aparece en la Capitanía General de Venezuela al igual que en el resto de las colonias españolas, las Audiencias, estas en España eran tribunales inferiores cuyas decisiones podían ser examinadas por los Reales Cancilleres, estando sometido en todo caso a la palabra final del Soberano. En la Capitanía General de Venezuela así como en el resto de las colonias españolas, las audiencias ganan mayor relevancia; a estas les correspondían funciones judiciales en todas las ramas del Derecho, desde el derecho penalhasta el derecho civil e incluso el eclesiástico. También correspondía a estas audiencias, la supervisión y control de otras autoridades y le incumbía suplir las actividades de los altos funcionarios, haciendo las designaciones con carácter interino, esta potestad ejecutiva la ejercía la Audiencia en la Capitanía General, a través de su presidente.

En cuanto a lo judicial, es necesario hacer un breve resumen, ya que la Capitanía General de Venezuela, comienza subordinada a la Audiencia de Santo Domingo, hasta 1717, pasa luego a depender al
Virreinato de la Nueva Granada, después en 1731, retoma a la órbita de Santo Domingo y posteriormente en 1739, vuelve a la de Santa Fe; A continuación se tratará de resumir de la evolución de las provincias a lo largo de la época colonial y su integración política y administrativa finalmente a la Capitanía General de Venezuela.


Provincia_de_Margarita.jpg La Provincia de Margarita: fue la Primera gobernación de la Capitanía General de Venezuela. Desde sus orígenes depende judicialmente de la Audiencia de Santo Domingo. En1739se adscribe al Virreinato de Nueva Granada, para retornar a su situación original en1742. El autor salcedo Méndez, nos explica:

Méndez (2002). En 1939, con el restablecimiento del Virreinato de Nueva Granada, la provincia fue asignada, junto con las otras vecinas, a la jurisdicción del Virrey, Presidente y Capitán General, y a la Audiencia de Santa Fe, situación que estuvo vigente hasta 1777, cuando se decidió su incorporación a la Capitanía General de Venezuela en lo “Gubernativo y militar” y a la Audiencia de Santo Domingo en lo Judicial. Luego en 186 al crearse la Audiencia de Caracas, pasará a formar parte de ese tribunal al igual que las otras cinco provincias vecinas. (Pág. 89).

Provincia_de_Cumaná.gif La Provincia de Nueva Andalucía o Cumaná: tuvo exactamente, la misma evolución que la provincia de Margarita.

Provincia_de_Caracas.jpg La provincia de Caracas o Venezuela: depende de la Real Audiencia de Santo Domingo. En 1717, cuando es creado el Virreinato de Nueva Granada, se adscribe a ésta, "por razones de congruencia". En 1723 se suprime el Virreinato y se decide que todo corra "según su antigua planta", pero el poder judicial se sigue ejerciendo en Bogotá. En 1726 se ordena, sin embargo, que Santo Domingo reasuma la jurisdicción de Caracas.

En 1739 se restablece nuevamente el Virreinato neogranadino y se le agregan las provincias de Caracas, Maracaibo, Cumaná, Guayana, Río Orinoco, Trinidad y Margarita, sin embargo Caracas sigue dependiendo judicialmente de Santo Domingo. Tres años después, en 1742, se vuelve a separar a Caracas de Sata Fe, retornando a su antiguo estado de provincia (dependiente exclusivamente de España), excepto en el orden judicial que seguía residiendo en Santo Domingo.


Provincia_de_Guayana.pngLa provincia Trinidad y Guayana Entre 1591y 1731 forman una sola provincia, denominada Trinidad de Guayana, que depende de Santa Fe de Bogotá. En1731se separa en dos,Guayana que pasa a formar parte de la provincia de Nueva Andalucía yTrinidadque queda bajo la jurisdicción de Bogotá. En1768Guayanaadquiere el rango de Gobernación y se adscribe a Santa Fe, hasta1786cuando se agrega a la Audiencia de Caracas. La provincia Maracaibo, desde sus orígenes pertenece a la Provincia de Caracas, pero en1676se une con la Gobernación de Mérida-La Grita y por lo tanto pasa a la jurisdicción de Santa Fe. En1678Maracaibo se transforma en capital de Provincia. Como nos comenta el autor salcedo Méndez:

Méndez (2002). La provincia de Maracaibo, dependerá en dos ocasiones del virreinato de Nueva Granada y de la Audiencia de Santa Fe (1717-1713 y 1739-1777), pasando luego a formar parte de la Capitanía General de Venezuela y de la Audiencia de Santo Domingo en 1777 y más delante de la Audiencia de Caracas en 1786 (…) También desde 1792, al igual que el resto de las provincias, la de Maracaibo tendrá su Gobernador Militar y Político o conocido como Capitán general, hasta 1810, cuando se forma la Junta Suprema de Caracas. (Pág. 97-99).


Situación Político - Administrativa de la Capitanía General de Venezuela 1777 - 1786
Situación Político - Administrativa de la Capitanía General de Venezuela 1777 - 1786

Fuente: BLOG VERSAM . (2011), Disponible: http://veruskaf.blogspot.com/2011/05/blog-post.html modificado por Yalezka F. y Mary Suarez.

este sistema, en el cual la jurisdicción de cada provincia que conformaba la Capitanía General de Venezuela se encontraba fuera de ésta, ocasionaba retardos en la administración de Justicia, debido a la distancia, lo tardío de la comunicaciones y los gastos de las apelaciones, esta situación quedo definitivamente resuelta, por el decreto del rey Carlos III del 6 de julio de 1786, por el cual se creó la Real Audiencia de Caracas, con jurisdicción sobre todo el territorio de Venezuela, originándose así la integración Política y de esta manera las provincias de Caracas, Cumaná, Guayana, Maracaibo, Barinas y Margarita; pudieron resolver sus problemas judiciales dentro de la Capitanía General de Venezuela, sin tener que recurrir a audiencias situadas fuera de su territorio. Desde entonces, Caracas dirige y gobierna a toda la Capitanía General de Venezuela, en todas las ramas de los negocios públicos. Como lo sustenta el autor Héctor García Chuecos, en el siguiente párrafo:

García Chuecos (1945). En vista de los graves perjuicios que se le ocasionaban de tener que recurrir por apelación de sus negocios a la lejana Real Audiencia de Santo Domingo. Pretensión esta que apoyaban el Virrey y Fiscal de la audiencia de Santa Fe, el Gobernador de la Provincia de Caracas y el Intendente de Hacienda (…) Don Carlos Tercero, resuelve su lugar la creación de una Real Audiencia en la ciudad de Caracas, con jurisdicción en las Provincias de Caracas, Cumaná, Guayana y Maracaibo, e Islas de Margarita y Trinidad. Soberano mandato que fue comunicado en la Real Cédula del 31 de Julio de 1786. (Pág. 23).


Situación Político Administrativo
Situación Político Administrativo


Fuente: BLOG VERSAM . (2011), Disponible: http://veruskaf.blogspot.com/2011/05/blog-post.html modificado por Yalezka F. y Mary Suarez.

Siendo de esta manera la Audiencia de Caracas el tribunal de jerarquía que tuvo Venezuela durante la Colonia.Dependía directamente del Rey por intermedio del Consejo de Indias. Sus atribuciones fueron de dos tipos:judiciales y de gobierno. Las funciones judiciales las realizaba la Audiencia en todos los juicios civiles, mercantiles y penales, administrativos y eclesiásticos:

a) Actuaba como tribunal de segunda instancia en todos los pleitos y procesos judiciales apelados por los tribunales inferiores (gobernadores, alcaldes y tenientes de justicia). También en las apelaciones de juicios mercantiles en sentencias dictadas por el Consulado y en los Juicios de residencia.

b) Actuaba como tribunal de primera instancia en casos de delitos graves (rebelión, o traición), llamados "casos de corte". (Ejemplos típicos de esta índole fueron los juicios seguidos por la Audiencia de Caracas en la rebelión de José Leonardo Chirinos, 1795, y en la conspiración de Gual y España, en 1797.)

c) La Audiencia intervenía también como tribunal en las causas sobre patronato eclesiástico, y en los "casos de fuerza"', que eran aquellos en que algún particular recurría a un tribunal civil, alegando no habérsele hecho justicia en el Tribunal Eclesiástico. De las sentencias dictadas por la Audiencia, se podía apelar, en ciertos casos, ante el Supremo Consejo de Indias.

En cuanto a las Atribuciones de gubernamentales; La Audiencia de Caracas, al igual que las demás Audiencias coloniales, tuvo atribuciones como organismo de vigilancia y fiscalización de los altos funcionarios políticos de la colonia. Lo cual se explica por la desconfianza de los monarcas a que los funcionarios, por la gran distancia de la metrópoli, pudieran extralimitarse en el gobierno. La audiencia fue, pues, un cuerpo consultivo, asesor del Capitán General, e intervino en el gobierno de la Capitanía mediante reuniones que realizaban dos veces por semana con el Capitán General. Estas reuniones se llamaban acuerdos, y en ellas se tomaban decisiones en asuntos de la administración pública.

CON LA CREACIÓN DE LA REAL AUDIENCIA DE CARACAS SE LOGRÓ

1.- Que se centralizara y mejorara la administración de justicia en las provincias venezolanas, pues estas pudieron disponer, como ya se ha dicho, de un tribunal de alzada dentro del país.

2.- Se contribuyó definitivamente a la integración territorial, ya que unificó judicialmente las provincias.






Volver Inicio
ESTRATIFICACIÓN SOCIAL- SITUACIÓN ECONÓMICA











Fuente: artehistoriacom. (2008). Disponible en: http://www.youtube.com/watch?v=AFP-sQrBzdY&playnext=1&list=PL40CA9AAEC710FDE5

En cuanto al estrato social, España pretendió trasladar a América Latina las mismas estructuras, religiosas y económicas usadas en la metrópoli. El logro fue muy semejante. La masa hispana que llega a la Capitanía General de Venezuela, al igual que al resto de las colonias españolas, los componen individuos, jóvenes en su gran mayoría, del sector inferior de la nobleza; son los guerreros, también clérigos, licenciados y Bachilleres.








Fuente: danensago. (2008). disponible en: http://www.youtube.com/watch?v=d5ab20TMqSs

La Capitanía General de Venezuela, al igual que la mayoría de las colonias españolas en América, estaban formadas por un amplio conjunto de estratos, capas y sub capas, manifestándose de esta manera, distintas categorías sociales que intercalan hasta un cierto punto, pero no en su totalidad. Una de estas categorías es:







Fuente: yosoymiavatar. (2011). Disponible en: http://www.youtube.com/watch?v=DX0nSAR7SPc
LA SITUACIÓN ECONÓMICA: Existía una cantidad reducida de ricos, una gran colectividad de pobres y entre ellos, unos grupos dispersos como: un puñado de demócratas, subalternos, artesanos, y medianos agricultores. También habían quienes tenían propiedades y quienes no, pero aunque su clasificación no se equiparaba a la de los ricos ni a la de los pobres. Es necesario introducir algunas anomalías y matices importantes que citamos de los autores Maculay y Bastado, que señalan:

Bushnell y Maculay (1989). El propietario de una gran finca situada en una región a la que no llegase la comercialización de los productos agrícolas, puede no haber tenido ingresos monetarios cuantiosos, pero la extensión de sus tierras y el control sobre los que trabajan para él, le otorgaban la condición social superior y, al menos a nivel local, un incuestionable nivel político. Del mismo modo el campesino indio que hubiese permanecido adscrito a una aldea de trabajo comunal, como había sido la norma de todos los asentamientos agrícolas anteriores a la conquista, disponía de un mayor control (aunque ilimitado) sobre su propio destino y de una situación social ligeramente superior a la del trabajador rural sin tierra o el arrendatario, aunque para los tres casos las condiciones materiales de vida fuesen prácticamente las mismas. (Pág. 14).

Bastardo (1979). La capacidad pecuniaria sirve también para la distinción social, ratifica, confirma y consolida la desigualdad, suministra un criterio objetivo para anticipar el orden auténticamente clasista de la sociedad capitalina. Ser propietario de una mayor o menor extensión de tierras, poseer peores o mejores haciendas, el número de esclavos o de cabezas de ganado, en fin la cantidad y la calidad de la riqueza determina una ubicación social. (Pág. 146).
Otro agente aun más complejo que afectaba el contorno social a parte del económico, era el racial.
LA SITUACIÓN RACIAL: en general la blancura de la piel, era aceptada como figura de superioridad, existiendo de esta manera una alta relación entre la riqueza de un individuo y la blancura de su rostro sin embargo las consideraciones étnicas iban más allá del color. Es decir no valía solamente ser blanco, para formar parte del estatus superior de la sociedad, nada valía con tener un rostro Blanco, si se tenía entre sus ante pasados algún antecedente, ya fuese de judío, negro o indio, pues esto era mal visto en la sociedad. Dentro de los mismo blancos existía una subdivisión: se encontraban los blancos Peninsulares y los Blancos Criollos.

Los blancos peninsulares eran y se consideraban así mismos, superiores a los blancos nacidos en la metrópolis y en el resto de las colonias españolas, estos monopolizaban los puestos más altos de la Iglesia y el Estado, sobre ellos recae el poder político, contaban con la posibilidad de mayor instrucción. En cuanto a los blancos criollos eran los que seguían el escalafón inmediatamente después de los Peninsulares, estos eran en su mayoría oriundos, eran por lo general hacendados o grandes terratenientes, así como los propietarios de las minas, que habían heredado su riqueza de los primeros colonizadores. Y en la Capitanía General eran conocidos como los Mantuanos, quienes ejercerán posteriormente para 1810 un papel fundamental en la creación del primer ente político independiente de la metrópolis (la Junta Suprema de Caracas).

Por debajo de los blancos criollos, se situaban los mestizos, mezcla de europeo y el indio inmediatamente por debajo de los criollos, en el escalafón racial , se encontraba el Pardo por debajo de los mestizos, el cual constituía la porción más grande de la sociedad colonial, como lo sustenta Salcedo Bastardo en el siguiente párrafo citado:


Bastardo. (1979). El Pardo es un grupo, mayoritario y lleno de potencialidades, tiene el poder del número, de la creación y del esfuerzo. En principio se entiende por pardo legítimo, al cruzado de blanco y negro o de blanco y terciario o cuarterón o quinterón. A los mulatos o zambos se le consideraba usurpadores de esta categoría, que deberían ser solo para los más blanqueados. El caudaloso proceso de mezcla termina englobando en la denominación de “pardo” la más extensa variedad de tipos: todo lo que no sea blanco, negro o indio, todo lo combinado: mestizos propiamente dichos, resultado de la unión de blanco e indio, mulatos nacidos de blanco y negros y zambos derivados de negro e indio. Todos ellos a su vez, también eran pardos. (Pág. 145).

Estratos Sociales en la Capitanía General de Venezuela 1777 - 1810
Estratos Sociales en la Capitanía General de Venezuela 1777 - 1810


Fuente: BLOG VERSAM . (2011). Disponible en : http://veruskaf.blogspot.com/2011/05/blog-post.html
La suerte de estos grupos pardos era dispar, los mestizos podían ser asimilados a los blancos y los mulatos y los Zambos eran generalmente equiparados a los negros. Los Zambos, eran los que heredaban las peores características de ambos linajes. Se les marginaba y rechazaba en todas las partes, tenían cerradas el acceso a las ordenes sagradas, no podían ser sacerdote, ni vestir hábitos, ni ser siquiera sacristanes. A sus entierros no podía asistir el Cabildo de Canónigos. Para la carrera militar se crearon Milicias de pardos y en esta había opción únicamente hasta el grado de Capitán. No podían ingresar a la Universidad, estaban totalmente excluidos del consulado y del Colegio de Abogados el matrimonio con blancos les estaba prohibido por una Real Pragmática Promulgada en 1776. En fin va hacer este grupo social que posteriormente, ante su rebeldía como repuesta a la inconformidad en la administración política y judicial, ante la ventaja de su gran población en número en comparación a los que mantendrían el control desde 1810, es decir los Mantuanos, y a los privilegios que comenzaron a adquirir ante la proclamación del rey mediante la Cédula de Gracias al Sacar, los pardos comenzaran a obtener cargos públicos y poder que posteriormente conformaría un factor importante y significativo en el proceso de la independencia.

Los indios, disfrutaban jurídicamente de mejor condiciones que los negros; eran tenidos como vasallos libres, lo cual no excluía su esclavización por rebeldía por la conquista. Los negros, comúnmente esclavos, podían ser manumitidos; pero libres o no estaban en todo caso en la base de la pirámide social, en el escalafón más bajo de la misma.



















Fuente: yalezkaFernandez. (2011). Disponible en: http://www.youtube.com/watch?v=bC64PtgpbVY




Igualmente las diferencias raciales también eran reforzadas a su vez por una última categoría:

LOS PRIVILEGIOS Y PROHIBICIONES LEGALES: las distinciones legales entre los esclavos y los hombres libres, eran la más importante, los esclavos no tenían derecho a la seguridad jurídica, no tenían derecho al voto, no se le ofrecía garantía a su persona, ni derecho al disfrute, entre otras. Por otra parte tanto los clérigos como los militares tenían su propio fuero, o código de privilegios, del cual, el más importante era no estar sometidos a los tribunales ordinarios de justicia.Incluso en el caso equivalente colonial de delitos como el fraude y la violación y el tráfico comercial, sus miembros tenían que ser juzgados por sus propios tribunales, eclesiásticos o militares. La situación de cada individuo en la escala social de la Capitanía General de Venezuela, dependía mucho más de aspectos circunstanciales, como el lugar de nacimiento o el pertenecer a un determinado grupo, que a sus méritos y esfuerzos personales, Niell Maculay define la estructura de la sociedad colonial de la América latina como:

Bushnell y Maculay (1989). “… La estructura de la sociedad colonial se define como Corporativas, estructura que se presta fácilmente a la perpetuación de profundas desigualdades…” (Pág.15).
En cuanto a Ley, el derecho proporcionaba elementos que servían de manera general para reforzar las desigualdades, las normas escritas así como el derecho consuetudinario, consagraban privilegios para unos, e imponía obligaciones para los otros, la Ley regulaba los matrimonios y se ocupaba de las relaciones concubinarias, se empeñaba en mantener separadas las razas, como único interracial valido, admitía nada más a los blancos e indio, mientras vetaba y castigaba la mezcla de negros con indios como la de los blancos con negros.

También las instrucciones o profesiones, dependían del escalafón racial,al que se pertenecia en momento, según nos plantea el Autor:

Bastardo. (1979) "...Ser militares, licenciados o clérigos; la calidad del empleo, o el rango del oficio, su veteranía y experiencia, colocan en planos distintos, a los habitantes de la colonia. Para optar a un grado en la Universidad había que probar: ser hijo legítimo, limpio de toda mala raza y de padres evidentemente conocidos. Los expósitos aunque fueran blancos no podían graduarse sin dispensa del rey..." (Pág. 147).
Pero para 1795, después del gran tiempo de haber transcurrido, el fin de las encomiendas, se logra un avance igualador, ante la Cédula de Gracias al Sacar,la cual hizo posible que los Pardos, pudieran optar por cargos y oficios que con anterioridad eran reservados para los blancos tanto criollos como los peninsulares. Como según señala:

Bastardo (1979). El avance igualador tuvo un sonado triunfo en la Cedula de Gracias al Sacar, de 1795, mantenida oculta y en suspenso durante un tiempo por parte de quienes debían aplicarla, y la cual hizo posible que los pardos pudieran abiertamente desempeñar oficios hasta entonces reservados para los blancos, conseguir reconocimiento y hidalguía, usar un titulo de Don, ser dispensados de su condición, como de la condición de quinterón y acreditar a la nobleza de sangre, etc. Todo mediante el pago estipulado en la tarifa que el monarca estipulara. (Pág. 149).







Fuente: BLOG VERSAM . (2011). Disponible en: http://veruskaf.blogspot.com/2011/05/blog-post.html Modificado por Yalezka F. y Mary Suarez
Al pasar del tiempo ya para el comienzo del siglo XIX, los sectores menores, es decir, pardos, indios y negros, formaban la determinante mayoría de la población de la Capitanía General de Venezuela, la cuantía de estos tres grupos podía ser estimada según:
Bastardo (1979). "...algo más del 80% de los 800.000 habitantes que para entonces se calculaba, y estos a su vez se dividían en, un 50% el total de los pardos, un 17% la población indígena y un 13% los negros, en cuanto a los blancos eran algo menos del 20% de la población de los cuales los peninsulares representarían no más del 1.5% del total general de la población..." (Pág. 155).









Fuente: lalobnk. (2008). Disponible en:http://www.youtube.com/watch?v=Gj_GSTwkxZo





Volver Inicio
DELIMITACIÓN DE LA CAPITANÍA GENERAL DE VENEZUELA 1777-1810









Fuente: felitorr935.wordpress.com (2010). Disponible en: http://felitorr935.wordpress.com/2010/10/30/entre-lineas-noticias-20101028/
La Capitanía General de Venezuela para el año de 1810, contaba con una Frontera SeptentrionalCon la excepción de Aruba, Curazao y Bonaire, islas holandesas desde 1634, todo el antemural de islas que separan el mar de Venezuela del resto del mar de las Antillas, desde el archipiélago de Los Monjes, así como las Aves del Norte, eran como continúa siendo venezolano desde 1528, en cuanto Granada, Tabago y Trinidad ya no pertenecían a la Capitanía general de Venezuela para 1810. En cuanto a la Frontera Occidental. La Concesión de la Provincia del Golfo de Venezuela y Cabo de la Vela a los Welser, otorgada a éstos por Carlos V mediante la Capitulación con los Welser. En 1528, fijó la frontera occidental de la Capitanía, de manera inequívoca, desde el Cabo de la Vela ya que según informe fechado en Coro en 1533, los regidores de esa ciudad declararon que fue fijado por el Obispo de Canarias, miembro del Real Consejo de Indias, y autorizado por éste, en el río Yaro, o Hermo o de el Hacha, como lo quieran nombrar, ya que es el mismo río, conocido además con los nombres de Calancala y Ranchería. Así tenemos que el referido meridiano, línea norte-sur se originaba en la boca del río.

La primera y única modificación experimentada por esta frontera en su extremo norte fueron ocho
leguas (44,58Km), al este y al sur de dicha boca que limitaban las tierras adjudicadas como ejidos a la ranchería de Riohacha cuando ésta fue elevada a Ciudad en 1547, y perdió la Capitanía General Venezuela cuando esta ciudad fundada al margen izquierdo del río, fue adscrita a la Gobernación de Santa Marta en 1593. Posteriormente, la referida línea abandonó el meridiano de Riohacha para ajustarse a las realidades. Los mencionados ejidos siguió bordeando los Montes de Oca por el lado del Valle de Upar, ya que la totalidad de estos montes (ambas vertientes) fueron adjudicados a la Provincia de Maracaibo para que ésta realizara la explotación del palo Brasil, entonces muy apreciado y abundante en la región, en vista de que dicha explotación, por diversos motivos entre ellos la belicosidad de los indios guajiros, no podía ser efectuada por Santa Marta.


Los términos occidentales de los montes de Oca, fue única de los límites municipales de la Villa de Sinamaica, fijados en 1792, que correspondió con la frontera internacional: el límite especificado en esa oportunidad según el autor:

Arellano (1994). "...Desde la línea que divide el Valle Dupar con la Provincia de Maracaibo y Río del Hacha, partiendo en derechura hacia el mar, costeando por el lado de arriba los Montes de Oca, a buscarlos Mogotes llamados los frailes hasta el que se conoce más inmediato a Juyachí..." (Pág. 89).
Al salir del piedemonte y buscar la orilla del mar Caribe, dejaba fuera de Sinamaica un territorio maracaibero que llegaba hasta Riohacha, calificado como de “indios alzados” para el cual regía un régimen militar especial. La línea preceptuada en 1792 es el mismo límite actual entre el Departamento del Cesar, el Estado Zulia y el Departamento de la Guajira. El lindero meridional de los ejidos de Sinamaica no fue especificado en aquella ocasión, pues, al constituir también el límite norte municipal de la Ciudad de Maracaibo, había sido fijado, con anterioridad, en el río Socuy- Limón. Desde el cerro Pintado, al extremo sur de los montes de Oca, la frontera correspondió a las cumbres de las sierras de Perija y Motilones hasta las cabeceras del río del Oro, límite natural y preciso impuesto, según el autor Ojer en su libro el intento del virreinato por desintegrar la Capitanía General de Venezuela:
Ojer (1983) "...No por el Derecho ni por la Historia, sino por la Naturaleza, dado el carácter de escarpada serranía y la altura de las cumbres interpuestas entre las jurisdicciones de uno y otro lado. Situación respetada por el respectivo poblamiento (…) y reconocido y aprobado por el soberano..." (Pág. 45).
Desde las fuentes del río de Oro, el cual que no es el así reconocido en el tratado de 1941, sino el entonces llamado del suroeste, la frontera, luego de abarcar toda la cuenca de aquel río, llegaba a la unión de los ríos Zulia y Táchira, pero este segmento no estuvo bien definido: las únicas referencias conocidas son imprecisas, correspondientes a la creación de la Provincia de la Grita en 1573, en tierras venezolanas, a la cual le fueron adjudicadas doscientas leguas por término de las espaldas de Guatavita y Gachetá, en diámetro y en circunferencia de la mano derecha e izquierda, no tocando a lo que está descubierto y repartido en esa provincia. De acuerdo con:
Ojer (1983). "...La línea sensata seria, como creemos que correspondió a la Capitanía General, por la divisoria de aguas de la serranía de Tibú, continuando por el mismo divorcio en las montañas hasta la confluencia del río Táchira en el Zulia. Así trazada, la frontera respetaba la integridad de las hoyas de los ríos de la zona..." (Pág.56).
A partir de la referida confluencia, la frontera seguía todo el curso del río Táchira, hasta su nacimiento en el páramo de Tama (pico del Cobre), y de allí hacia las Barrancas del Sarare por las alturas que separan las cuencas de este río y del Oirá de las del Margua (río éste cuya unión con el Cubugón y el Cobaria origina el Arauca), ya que los primeros y sus cuencas eran parte integrante de las Provincias de Barinas y Mérida (la Grita –Maracaibo). Desde la base de las Barrancas del Sarare, que son los cerros empinados que encierran por el Sur la hoya del Alto Sarare y las cabeceras del Cutufi, seguía una línea recta al Sureste, que cortaba el Arauca por encima ( aguas arriba )del paso Real de los Casanares, entre las poblaciones de Arauca y el Amparo, hasta encontrar el punto en el Meta a donde llegó la línea trazada, desde la boca del río Masparro por los diputados de Caracas cuando fue constituida la Comandancia ( luego provincia ) de Barinas, desgajada de la de Maracaibo, en 1786. Este punto, precisado “entre dos cerritos en piedra de arrecife, se halla como a 70 Km aguas arriba de la boca del río Casanare, sobre la orilla del Meta, y en nada corresponde al llamado Apostadero mencionado por el Laudo de 1891, que está a más de 50 Km aguas abajo de aquella boca.

En cuanto a los límites de la Capitanía General de Venezuela, en la Guayana: Los términos Norte y Sur de la de la Gobernación del Dorado, cuando ésta, dependía de la primitiva Provincia de Venezuela, fue adjudicada a Gonzalo Jiménez de Quesada en 1569, eran, desde el piedemonte de la Cordillera Oriental , los ríos Pauto-Meta-Orinoco y Papamene Caquetá - Amazonas, pero para 1777, los territorios situados entre el Pauto y el Meta eran ya parte de la Nueva Granada: la recta desde las Barrancas del Sarare al Meta y el curso de este río hacia sus fuentes conformaban una cuña neogranadina proyectada hacia los Llanos, penetración iniciada desde el siglo XVII por las misiones fundadas por los jesuitas procedentes de Bogotá, Para continuar hacia el sur, dejado el Meta, se podría proseguir por el río Macanacias hasta donde éste tuerce hacia el Poniente; luego, una recta hasta la unión de los ríos Ariari y Guayabero (inicio del Guaviare), seguida por otra hasta la boca del río de los Engaños, en la orilla izquierda del Caquetá, o el propio curso de aquel río; mas ¿desde dónde? Existe el problema de que dicho río no ha sido debidamente identificado en la actualidad: podría ser el Cuemani, cuya confluencia, próxima a los raudales de Guamaravas, no dista mucho del meridiano de Riohacha, limite original de Venezuela desde (1528).


En cuanto a la Frontera Meridional, el año de 1750 fue firmado un tratado para fijar los límites entre las posesiones de las Coronas de España y Portugal. Irrespetado por los lusitanos, este tratado, que aceptaba las usurpaciones de éstos hasta la fecha, fue derogado por Carlos III en 1761 y substituido por otro en 1777, año constitutivo de la Capitanía General de Venezuela. Como no hubo otro tratado de límites antes de 1810, éste, aun cuando también fue violado por los portugueses era el vigente para aquel año. La frontera noroccidental hispano-lusa seguía el curso del río Yavarí hasta la entrega de sus aguas en el Amazonas, y luego, este río hacia el Atlántico, límite sur de la Guayana. Los abusos de los portugueses obligaron a modificar esta linde, la cual, corría hacia el Norte, fue llevada entonces por el río Caquetá (llamado Yapurá en su curso inferior) hasta su boca más occidental, situada entre los meridianos 65 y 66 W. algunos mapas indican también un caño o brazo Avatiparaná, bastante más al oeste, que parece más una conexión entre los ríos que una boca del Yapurá. Al occidente de aquella boca todos los territorios continuaban bajo bandera española: al norte de aquel rio, la Provincia de Guayana, que desde 1777 seria incorporada a la Capitanía General de Venezuela, y al sur, la neogranadina de Mainas y Quijo, que en 1802 sería transferida al virreinato del Perú, la cual tenía por término a Tabatinga, aldea situada a corta distancia de la boca de Yavarí, próxima a la actual ciudad de Leticia. El tratado de San Idelfono de 1777 reza en su artículo XII: Continuara la frontera subiendo aguas arriba de dicha boca más occidental del Yapurá, y por el medio de este río, hasta aquel punto en que puedan quedar cubiertos los establecimientos portugueses de las orillas del dicho río Yapurá y del Negro, como también la comunicación o canal de que se servían los mismos portugueses, entre estos dos ríos, al tiempo de celebrarse el Tratado de Límites de 13 de enero de 1750, sin perjudicar tampoco a las posesiones españolas, ni a sus respectivas pertenencias y comunicaciones con ellas, y con el río Orinocoa cuyo fin las personas que se nombraren para la ejecución de este tratado, señalarán aquéllos límites, buscando las aguas y ríos que junten al Yapurá y al Negro, y se acercan más al rumbo del Norte: y en ellos fijarán el punto de que no deberá pasar la navegación y uso de la una ni de la otra nación, cuando, apartándose de los ríos , haya de continuar la frontera por los montes que medían entre el Orinoco y el Marañon , o Amazonas: enderezado también la línea de la raya, cuanto pudiere ser, hacia el Norte, sin reparar en el poco más o menos del terreno que quede a una u otra Corona, con tal que se logren los expresados fines, hasta concluir dicha línea donde finalizan los dominios de ambas Monarquías.

Resulta casi imposible plasmar las discretas vaguedades en un mapa, pero algunos de la época señalan un trozo que, partiendo cerca del comienzo de la boca más occidental del Caqueta, seguía el casi mítico canal o caño Urubachi ( o Yurubachi), que comunicaba con el río Negro en su lugar casi equidistante entre Corocubí, última de las poblaciones españolas en ese río, y Barcelos, de los portugueses, y de allí continuaba en curva hasta el extremo occidental de las colonias holandesas, aceptando las instrucciones de los lusitanos en el río Blanco, pero respetando los establecimientos españoles de la Provincia de Guayana.




Volver Inicio
IDEOLOGÍAS QUE SUBYACEN



Según Neil Macaulay en su libro “el nacimiento de los países latinoamericanos”
Macaulay (1989). El descontento colonial no inicio por sí mismo el movimiento independentista (…) el hecho es que la ruptura se produjo como consecuencia de la crisis externa: **la invasión de la península ibérica por las tropas francesas de Napoleón en 1807-8**. Este hecho desencadeno una serie de acontecimientos que culminaron con la total independencia de la Hispano américa continental y de Brasil, el intento de asegurar más estrechamente el control imperial sobre las colonias había demostrado ser totalmente contra producente. (Pág. 19)
Aunado a esto las reformas borbónicas (o pombalinas en Brasil), la liberalización del comercio, el debilitamiento de la posición de la iglesia y la serie de ideologías provenientes del norte de Europa y de EEUU desataron ese proceso de emancipación y de descontento colonial que se estaba desatando en todos los pueblos de Latinoamérica contra el Imperio Español.Paulatinamente dentro de estos países de América del sur, comienza una época de cambios internos y externos y en este caso internamente, como bien lo explica Neil Macaulay:
Macaulay (1989). Latinoamérica, durante el proceso de consecución de su independencia opto por un **modelo de desarrollo fundamentalmente liberal**, en principio no muy distinto del que adoptaron en Gran Bretaña, los Estados Unidos y con frecuencia también Francia. Esto implica un proyecto en lo político, de gobierno constitucional y representativo, y en sus dimensiones socioeconómicas y culturales una disminución de las barreras artificiales a la iniciativa individual y a la libertad. (Pág. 19).
Al igual que estos, en la Capitanía General de Venezuela se empieza a desarrollar ese modelo liberal, que en teoría cumplía con los objetivos que buscaban los precursores de los movimientos revolucionarios que dieron paso a la Independencia de Venezuela. Esta ideología va a chocar notablemente con el conservadurismo que se venía dando desde la época colonial en España y de sus fieles seguidores dentro de las colonias. He aquí una breve comparación.

Los conservadores, se centran en la tradición, entendida como un trasvase histórico de una forma de comportamiento, un modo de entender la libertad y manera de organización social y política (lo que suele llamarse “cosmovisión”). La tradición tiene que ser respetada, mantenida y fomentada (conservada) porque manifiesta lo que una determinada política es y debe ser para mantenerse ordenada y sana. Cuando hablamos de tradición, inevitablemente tenemos que acabar hablando de religión. La religión para los conservadores, independientemente de que personalmente sean fieles o no de una confesión, es una fuente de contenidos morales y de cohesión social y control social. La religión, sea en su forma confesional o disfrazada de moral, es la sangre de la tradición y su transmisión a través de la educación es un instrumento irrenunciable para los conservadores.
Mantienen que siempre ha habido estratificación social y que esa estratificación social de una forma u otra, con una justificación u otra, obedece en última instancia a diferencia naturales entre los seres humanos, esto es, a antropologías diferentes. Al obedecer a un orden natural la estratificación social, no puede ser modificada sin un grave perjuicio para la comunidad en su conjunto.

Los liberales, se centran en Libertad, la libertad como remoción de todos los obstáculos externos para la realización de la libertad individual. No la tradición sino la Libertad es lo que ha de ser respetada, mantenida y fomentada, ya que es una característica inherente y definitoria del ser humano. El Liberalismo mantiene, o debería mantener, la más absoluta libertad religiosa. Cada individuo tiene que ser libre de elegir la creencia religiosa que quiera, incluso si no quiere elegir ninguna. La separación entre lo religioso y lo político es la mejor garantía para conseguir la libertad religiosa. A diferencia de los conservadores sostienen que la estratificación social se debe a las acciones de los individuos, a sus éxitos económicos y en definitiva se configura sobre el patrimonio y la renta que el individuo tiene. El Liberalismo, para el cual todos los seres humanos son iguales por nacimiento, considera que la movilidad social es una de las características consustanciales al ejercicio de la libertad, mientras que los intentos de inmovilidad de las estratificaciones pretendidamente naturales son un impedimento para el ejercicio libre. el autor Macaulay en su texto "El Nacimiento de los países Latinoamericanos" señala:

Macaulay (1989). En aquella época, los distintos puntos de vista respecto a los problemas políticos del momento se concretaban a través de los partidos Liberal y Conservador (…) Es verdad que en cuestiones políticas las diferencias entre conservadores y liberales ( con o sin mayúsculas) eran principalmente tácticas o de matiz(…) prácticamente todo el mundo que tomaba parte de forma activa en el proceso político defendía, al menos verbalmente, la meta de un gobierno representativo constitucional; lo que era, en esencia un objetivo liberal. Por lo tanto, los conservadores en política eran en realidad liberales moderados; hombres que podían estar más dispuestos que sus adversarios políticos a establecer algún tipo de filtro a la expresión popular a través de un sistema de elecciones indirectas o que proponían la concesión de mayores prerrogativas al poder ejecutivo. (Pág. 42).
Concluyendo esta parte, tenemos, que durante todo este periodo desde la independencia hasta final del siglo XIX, fue este modelo liberal el que se constituyó como la ideología dominante frente a la que fue el conservadurismo español que estuvo presente durante toda la época colonial.





































Fuente: DeusMeDixit. (2011). Disponible en: http://www.youtube.com/watch?v=jrPVXBUiXac




----Volver Inicio
POSICIÓN GEOESTRATÉGICA DE LA CAPITANÍA GENERAL DE VENEZUELA





Venezuela se encuentra ubicada en la parte septentrional de América del Sur, cumpliendo con 3 puntos clave dependiendo de su posición geoestratégica: En primer lugar, tiene una



POSICIÓN_GEOESTRATÉGICA_DE_LA_CAPITANÍA_GENERAL_DE_VENEZUELA_EN_EL_CARIBE.png
POSICIÓN GEOESTRATÉGICA DE LA CAPITANÍA GENERAL DE VENEZUELA EN EL CARIBE
Rápida comunicación al mar
Caribe y una cercanía a las islas que durante la colonia se encontraban bajo dominio inglés Barbados, Antigua, Bahamas, Belice, Dominica, Granada, Trinidad, etc. Que fueron cede de todos los líderes revolucionarios que escaparon cuando estos eran perseguidos o estaban bajo amenaza de muerte como fue el caso de María España.

En segundo lugar, por el hecho de ser una Capitanía General,

  • Se desatan los primeros movimientos independentistas en el interior de la provincia que dieron paso a la independencia y por ende sirvieron de foco para que las demás provincias al sur del continente, empezaran a propagar esa ideología liberal basada en el modelo de los EEUU, que dieron paso a la emancipación de los pueblos en toda América.




Fuente: modificado por Yalezka F. Mary Suarez




EXTENSIÓN DEL MOVIMIENTO LIBERAL SURGIDO EN VENEZUELA SE EXTIENDE A CENTRO AMÉRICA, Y SUR AMÉRICA




MAPA_DE_MARY_444.png

Fuente: País Global. Disponible en : http://www.pais-global.com.ar/mapas/mapa59.htm modificado por Yalezka F y Mary Suarez
Y en tercer lugar, por su cercanía al mar y su buena posición geográfica tenemos que después de la independencia y de la liberalización del comercio, permitió:

  • El acceso directo a los mercados internacionales y con esta liberalización, se ponía fin al intervencionismo español y portugués en las importaciones y exportaciones de los pueblos de América. Ver vídeo







Fuente: patriadebolivar .(2010). Disponible en: http://www.youtube.com/watch?v=JSs7uyElA_s

Según Macaulay, Neill:

Macaulay (1989). La independencia dio a los países latinoamericanos acceso directo a los mercados internacionales, aunque esto no modifico radicalmente la organización de sus economías internas. Ni Madrid ni Lisboa podían ya negar ninguna autorización a los empresarios que estuvieses dispuestos a aprovechar las nuevas oportunidades (…) se suprimieron algunos monopolios, pero se mantuvieron otros, y también se crearon otros nuevos después de la independencia. (Pág. 56). Mapa



Volver Inicio MOVIMIENTOS REVOLUCIONARIOS








Fuente:Created by yalezka. F & Mary. S. (2011). Disponible en: http://www.slide.com/r/KIYbyfgs0z8eAU7VIO3dY8E5w6KXzp8d?previous_view=lt_embedded_url

Las crisis sociales y políticas y los conflictos bélicos que sacudieron al mundo occidental como La Indepen­dencia de Estados Unidos, La Revolución francesa, las Guerras del Imperio Napoleónico agitaron profundamente a Venezuela y contribuyeron a la maduración del sentimiento nacional, pues es durante toda la época colonial se dio un proceso de muchos cambios debido a las rivalidades existentes entre las clases sociales; se negaban los atributos de las personas, se mantenían privilegios y discriminaciones, especialmente a través de la esclavitud, se desconocía la igualdad y la libertad. Era así como España implementaba en América un sistema atrasado y opresivo representado por un monopolio, y los criollos que no podían manifestarse en el gobierno, se vieron obligados a limitar su producción y a pagar grandes impuestos.
Fueron estos últimos los que a través de su preparación intelectual se les permitió estar al día de las nuevas corrientes filosóficas y políticas expresadas en Europa en esos momentos. Estas ideas fueron tomadas por los criollos y comenzaron a gestarse los movimientos revolucionarios, en los que se manifiesta la inconformidad contra la Corona Española y se inicia una lucha por la libertad, por la igualdad y la justicia en Venezuela. Estos movimientos van a ser la expresión de la crisis de la sociedad colonial venezolana. Los cuatro movimientos revolucionarios más importantes descritos a partir de Coro en 1795 tienen características muy definidas, y en cierto modo van a estar presentes durante el proceso de la independencia venezolana.
En primer lugar tenemos la Rebelión de los negros en 1795, mejor conocida como la Conspiración liderada por José Leonardo Chirinos; fue una rebelión de los negros esclavos y libres, apoyados por los indios y mestizos de Coro, quienes sabían de la rebelión po­pular que había estallado en Haití y se lanzaron contra las autoridades realistas y contra los blancos, procla­mando la "Ley de los franceses"; no buscan funda-mentalmente (por lo menos en su forma inicial) la independencia nacional, sino la liberación de una posición socialmente inferior; se trató de un estallido de grupos que ocupaban la base de la pirámide social y que tratan de cambiar por medio de la violencia y la opresión a que se hallaban sometidos - más adelante, en el curso de la guerra de la independencia, este papel lo desempeñaron los llaneros y otros habitantes del país, que primero seguirán a Boves y después a Páez. Según:

Bastardo (1979). El alzamiento de Chirinos presenta cabalmente todas las características de los fenómenos de su clase en Venezuela. Es típico desde su explosión, determinada por un ultraje que colma la paciencia, conectada a una clara lesión moral y material; luego su caótico desarrollo, sin programa ni medios suficientes; mirando con indiferencia o con aversión por los otros sectores sociales; y finalmente ahogado en sangre y perseguido, hasta en sus mínimas derivaciones, para perpetuo escarmiento (…) Chirinos y su gente, sin embargo, protagonizan una acción cuyo contenido rebasa el mero antagonismo socioeconómico, pues además de la libertad de los esclavos y de la supresión de las odiosas cargar que gravan a las capas sociales desposeídas, proclaman principios políticos de libertad, fraternidad e igualdad. (Pág. 195).
En segundo lugar tenemos, La Conspiración de Gual y España, dos años después en 1797, aquí se trama una conspira­ción en La Guaira y en Caracas que dirigieron dos criollos cultos y acomodados, Manuel Gual y José María España, con el apoyo de unos republicanos españoles que llegaron presos a La Guaira. Esta Conspiración tiene un cariz distinto: es un movimiento ideológico bien organizado de la incipiente clase media y clase trabajadora, que buscaba la orientación en la Independencia de los Estados Unidos y en la Re­volución francesa, y que se proponía alcanzar la Independencia de Venezuela, la igualdad social y la formación de una Republica de carácter democrático; además, estos objetivos no se limitan al ámbito de Venezuela, sino que existe la intención de hacer-los extensivos a otras regiones de Hispanoamérica.
Contaron con soldados, oficiales, funcionarios, comerciantes, marineros, artesanos, campe­sinos, peones y pescadores, y habían elaborado minuciosos planes revolucionarios. En //las Ordenanzas de la revolución//, encabezadas "En el nombre de la Santísima Trinidad", se disponía la proclamación de los Derechos del Hombre y la restitución de la liber­tad "al pueblo americano", pues pretendían exten­derse por el continente. La conspiración fue descu­bierta y sus jefes y otros conjurados fueron ejecutados. Según:
Bastardo (1979). Sin ninguna duda, el más perfecto y completo de los proyectos revolucionarios preparados en Venezuela fue el articulado por Juan B. Picornell, Manuel Gual y José María España. Admirable es su aspecto formal, en el cual nada se omitió, y también su coherencia, sinceridad, su idealismo sin par, sus vastastísimas miras que arraigan en los venezolanos y confluyen a la Independencia (…) Venezuela da, con este Movimiento, prueba irrefutable de existencia; desde entonces cuenta con mártires conscientes, abnegados y resueltos, genuinamente representativos de su pluridad humana y social. (Pág. 198).
En tercer lugar tenemos La Conspiración de Francisco de Miranda, Francisco de Miranda tiene igualmente una visión continental del proceso emancipador. El aspiraba a la independencia no sólo de Venezuela, sino de toda Hispanoamérica, y creía poder alcanzarla con el apoyo de las potencias europeas rivales de España. En su expedición llego a Ocumare de la Costa, el 27 de abril y se enfrento con barcos españoles que obligaron al Leander a huir a Puerto España donde Miranda comenzó a reorganizar su expedición. Contaba ahora con 8 barcos y 400 hombres. Se embarcó hacia Venezuela, llegó a la Vela de Coro el 3 de agosto y el 4 ocupó la ciudad de Coro, enarbolando el primer tricolor venezolano.
Pero la ciudad había sido evacuada la noche anterior. Las proclamas traídas por nuestro precursor sólo fueron leídas por algunas mujeres y uno que otro anciano. Los habitantes fueron leales a los españoles. Miranda era para ellos un desconocido. Miranda regresó a la Vela de Coro el 6 de agosto y el 13 levó anclas y se dirigió a las Antillas. En diciembre de 1.807 embarcó para EE.UU. y de allí a Londres, sintiendo perdido su sueño de crear un imperio libre en América.Su fracaso fue consecuencia de múltiples factores: su larga ausencia del territorio a libertar y por ende el desconocimiento de la realidad que allí imperaba. Para los mantuanos era un desconocido, al que tenían en reserva por su gran influencia Inglesa. Ver vídeo








Fuente: prensawebco. (2011). http://www.youtube.com/watch?v=KqfswbIslz0

Si bien el 19 de abril de 1810 no se declaró la independencia, ese día se dio el primer paso hacia ella, con la posterior organización del primer congreso de Venezuela el 2 de marzo y la firma de la Independencia el 5 de julio de 1811.





Volver Inicio CREACIÓN DE LA JUNTA SUPREMA CONSERVADORA DE LOS DERECHOS DE FERNANDO VII


La Junta Suprema gobernó desde el 19 de abril de 1810 hasta el 2 de marzo de 1811. En esta última fecha se instaló el Primer Congreso de las Provincias Venezolanas, ante el cual declinó la Junta sus poderes, pasando a ser Junta Provincial de Caracas.

Bastardo (1979). El Cabildo, con la inclusión de los representantes “del pueblo”, de “los pardos” y “del clero”, se transforma en Junta Suprema Conservadora de los Derechos de Fernando VII. La presiden conjuntamente José de las Llamozas Martín Tovar Ponte (…) En total, veintitrés vocales componen la cabeza de este gobierno que se proclama soberano y provisional, declara su desvinculación del frágil y ambulante Consejo de Regencia, y reitera los nexos de subordinación y obediencia con la persona del monarca exclusivamente. (Pág. 231-232).
La Junta Suprema fue, pues, un gobierno provisional, surgido de los sucesos del 19 de abril. Actuó durante poco menos de un año; y fue un gobierno de transición, no independiente, sino más bien partidario de la Corona española. Sin embargo, esta Junta realizó una labor positiva: llevó a cabo reformas en el orden interno; trató de unificar las provincias y reforzar su autonomía; e hizo gestiones en el exterior para obtener la solidaridad de las otras colonias y la ayuda y reconocimiento de las naciones extranjeras. El carácter de este gobierno "conservador de los derechos de Fernando VII" no le permitía ir más allá de la autonomía que se había proclamado el 19 de abril. Por esa razón, la Junta resolvió convocar a elecciones e instalar un Congreso Nacional que decidiera la suerte futura de las provincias venezolanas.






Fuente: prensawebco. (2011). Disponible en: http://www.youtube.com/watch?v=oOjL3JDIOOs





Volver inicio Fuentes Bibliográficas


Fuentes Impresas Digitalizadas









Fuentes Impresas Consultadas


  • Bastardo, J. (1979). Historia fundamental de Venezuela. Caracas: Universidad Central de Venezuela, Edición N° 8

  • Bushnell David y Maculay Neill. (1989). El Nacimiento de los Países Latinoamericanos. España: Madrid.

  • Ildefonso Méndez, S. (2002). La Capitanía General de Venezuela 1777-1821. Caracas: Universidad Católica Andrés Bello.

  • Héctor García, C. (1945). La Capitanía General de Venezuela. Caracas: Artes Gráfica.

  • Instituto de Estudios Fronterizos de Venezuela. (1988). Delimitación de la Capitanía General de Venezuela. Caracas: Oficina Subalterna del Cuarto Circuito de Registro del Municipio Libertador del Distrito Federal.

  • Moreno Arellano, A. (1970). La Capitanía General de Venezuela nació en 1777. Caracas: Boletín de la Academia Nacional de la Historia.

  • Ojer Pablo. (1983). Soberanía de Venezuela sobre la totalidad de los Montes de Oca. Angostura: Valencia.Salcedo


  • Vitale Luis. (2010). Contribución al Bicentenario de la Revolución por la Independencia de Venezuela. Chile: Universidad de Chile.





Fuentes Electrónicas Consultadas




































INTEGRANTES:

MARY SUAREZ CI:YALEZKA FERNANDEZ CI: 18.751.975