Período de exilio de la Comandancia Nacional proyectos de recuperación nacional (patriotas en México, patriotas del Caribe y patriotas en Venezuela); intentos de reconocimiento y apoyo como gobierno en el exilio.



Puntos a desarrollar
Antecedentes
  • Movimiento Pacificador de Morillo
  • Carta de Jamaica
  • Expedición de los Cayos
Política Exterior del Exilio
  • Misión a México por Simón Bolívar
  • Misión a EEUU por Simón Bolívar
  • Misión Curacao por Bolivar
  • Misión Hacia Trinidad por Mariño
República de Cariaco
  • Misión hacia EEUU
  • Misión hacia Inglaterra


MOVIMIENTO PACIFICADOR DE MORILLO




external image pablo-morillo.jpg
Terminada la guerra contra los franceses y restaurada la monarquía de Fernando VII, el Rey español le encomendó dirigir el ejército expedicionario que recuperó América. Salió de Cádiz el 17 de febrero de 1815 con más de 10.000 hombres, anclando frente a las playas de Carúpano (Venezuela) el día 15 del mes siguiente. El 7 de abril tomó la isla Margarita indultando al líder patriota Juan Bautista Arismendi y generando la huída del general Francisco Bermúdez hacia las Antillas y Cartagena. La rebelión de Arismendi, quien retomó el control de la isla, es catalogada por la mayoría de los historiadores como el hecho que alteró el carácter del general Morillo, haciéndolo implacable y cruel con los patriotas.
Luego de recuperar Venezuela (entró a Caracas el 11 de mayo), se dirigió a Santa Marta en julio de 1815 para planear la recuperación de la Nueva Granada. Entre el 17 de agosto y el 5 de diciembre dirigió el sitio de Cartagena, la cual finalmente se vio obligada a rendirse. Por ese sitio, le sería concedido por Fernando VII, en diciembre de 1819, el título de conde de Cartagena.
A mediados de febrero de 1816 salió de esa ciudad rumbo a Santafé, a donde llegó el 26 de mayo, evadiendo los festejos que le tenían preparados. En su marcha a la capital neogranadina, y como medida para reclutar hombres para sus tropas, expidió desde Ocaña (24 de abril de 1816) un decreto que ofrecía la libertad a los esclavos que denunciaran o presentaran a algún jefe patriota. Bajo sus órdenes fueron ejecutados más de un centenar de patriotas, confiscados sus bienes y desterradas sus esposas e hijas, en lo que se denomina en la historia colombiana como “El Régimen del Terror”.
El punto de partida cronológico del período es la caída de Cartagena de Indias en manos de las fuerzas del General Pablo Morillo y la huida de los jefes de los Estados de Occidente y Oriente, Simón Bolívar y Santiago Mariño, uno hacia Jamaica,, el otro hacia Haití, a mediados de 1815[0]




























CARTA DE JAMAICA




Documento que Simón Bolívar escribió en Kingston el 6 de septiembre de 1815 , y el cual estaba dirigido a un inglés quien se presume pudo haber sido Henry Cullen, súbdito británico, residenciado en Falmouth, cerca de Montego Bay, en la costa norte de Jamaica. La edición en inglés de dicha carta tuvo el título de A friend y en castellano, Un caballero de esta isla. El texto más antiguo que se conoce es el manuscrito borrador de la versión inglesa conservado en el Archivo Nacional de Colombia Bogotá, en el fondo Secretaría de Guerra y Marina, volumen 323. La primera publicación conocida de la Carta en castellano apareció impresa en 1833, en el volumen XXI, Apéndice, de la Colección de documentos relativos a la vida pública del Libertador, compilada por Francisco Javier Yánez y Cristóbal Mendoza. No se ha localizado el manuscrito original castellano, ni se conoce copia alguna entre 1815 y 1883, salvo las 2 publicadas en inglés, de 1818 y 1825.

CONTEXTO HISTORICO

external image bolivar_gil_de_castro.jpgAl llegar Bolívar a Kingston en 1815, contaba con 32 años. Para este momento llevaba apenas 3 años de plena responsabilidad en la lucha de emancipación, pues esta actividad la inicia a partir de la declaración del Manifiesto de Cartagena el 15 de diciembre de 1812. Durante este período desarrolló una intensa actividad militar. Primero, en 1813, con la Campaña Admirable, que lo llevó vertiginosamente en pocos meses a Caracas el 6 de agosto de 1813 para intentar la refundación de la República, empresa que termina en 1814, en fracaso frente a las huestes de José Tomás Boves. Luego de este fracaso regresa a la Nueva Granada, para intentar repetir la hazaña de la Campaña Admirable, acción que es rechazada por sus partidarios.
Sintiéndose incomprendido en Cartagena de Indias, decide tomar el 9 de mayo de 1815 el camino de destierro hacia Jamaica, animado por la idea de llegar al mundo inglés y convencerlo de su cooperación con el ideal de la independencia Hispanoamericana. En Kingston vivirá desde mayo hasta diciembre de 1815, tiempo que dedicó a la meditación y cavilación acerca del porvenir del continente americano ante la situación de la política mundial.
La Carta de Jamaica fue concluida el 6 de septiembre de 1815 en Kingston. En ella analiza Bolívar en una primera parte, cuales habían sido hasta ese momento los sucesos históricos en todo el continente americano en la lucha por la libertad. En términos generales, era un balance del esfuerzo realizado por los patriotas en los años transcurridos desde 1810 hasta 1815. En la parte central del documento se exponen las causas y razones que justificaban la decisión de los "españoles americanos" por la independencia. Posteriormente, termina con una llamada a la Europa para que coopere con la obra de liberación de los pueblos hispanoamericanos.
En la tercera y última parte, profetiza y argumenta sobre el destino de México, Centroamérica, la Nueva Granada, Venezuela, Buenos Aires, Chile y Perú. Finalmente, culmina Bolívar su reflexión con una imprecación que repetirá hasta su muerte: la necesidad de la unión entre los países americanos. Aunque la Carta de Jamaica fue escrita nominalmente a Henry Cullen, está claro que su objetivo fundamental era llamar la atención de la nación liberal más poderosa del siglo XIX, Inglaterra, a fin de que se decidiese a involucrarse en la independencia americana. No obstante, cuando los británicos finalmente accedieron al llamado de Bolívar, éste prefirió la ayuda de Haití.





























EXPEDICION DE LOS CAYOS




external image 1816.+Expedicion+de+Los+Cayos,+al+abordaje+del+Bargantin+Intrepido.+Tenia+Bolivar+33+a%C3%B1os.++Pintado+por+Tito+Salas+en+1928.jpg
El 8 de diciembre de 1816 Bolívar, desde el puerto haitiano de Jacmel, emprenderá la segunda Expedición de Los Cayos, conocida con este nombre, aunque salió de este puerto de Jacmel. Aquí se aloja el Libertador por doce días en casa de la familia Christ. Apunta el historiador Paúl Verna que esta casa fue destruida por un incendio en 1896, pero la calle en que estaba ubicada se llama Calle Bolívar, por decisión de la Municipalidad de Jacmel de 1944.
En 1816 se inició un nuevo intento de recuperación republicana que, a diferencia del 1813, tuvo resultados duraderos. Las operaciones militares de este año 1816, permitieron a los patriotas ocupar una vez más el territorio de las provincias orientales y emprender acciones que condujeron a la ocupación de la provincia de Guayana.

El Libertador no pudo conseguir en Jamaica la ayuda que buscaba para intentar la invasión de Tierra Firme. Enterado de que la plaza de Cartagena, sitiada por Morillo, había caído en poder de los realistas, y que un buen número de defensores de la plaza habían escapado y se encontraban en Haití, se dirigió a esta isla para hacer contacto con los exiliados patriotas y preparar una expedición a las costas de Venezuela. La buena acogida que le dispensó el Presidente de Haití, Alejandro Petión; la simpatía de éste por la causa hispanoamericana, y el apoyo de Luis Brión, quien había logrado salvar de Cartagena algunos pertrechos y barcos, facilitaron los planes del Libertador. Una asamblea de exiliados patriotas reunida en Los Cayos de San Luis, decidió llevar a cabo la expedición, compuesta de 250 hombres, en su mayoría ofíciales, que zarpó hacia Venezuela el 31 de marzo de 1816.Acompañaban a Bolívar: Mariño,Anzoátegui, Brión, Soublette, Piar, Bermúdez, Mac Gregor, Justo Briceño, Francisco Antonio Zea, Pedro León Torres, Ambrosio Plaza y otros.
Previamente hubo que resolver el problema del mando de la expedición. Varios exiliados se negaban a aceptar a Bolívar como jefe, desconfiados tal vez por el recuerdo del fracaso de 1814, cuya responsabilidad achacaban a El Libertador. Pero Bolívar contaba con las simpatías de Petión y con el apoyo de Brión, que disponía de los recursos salvados de Cartagena. Estos factores determinaron la aceptación de El Libertador como jefe de la expedición mediante el compromiso de que convocara e instalara el Congreso de Venezuela tan pronto fuera ocupado el territorio. El dos de mayo, las naves patriotas, bajo el mando de Luis Brión, sorprendieron y derrotaron dos barcos españoles a la altura de Los Frailes, al noreste de Margarita. Este mismo día como a las nueve de la mañana cantó el vigía vela enemiga al Oeste, corriendo con las armaduras a estribor, y se reconoció ser una goleta grande de gavia. Poco después se avistó un bergantín, también enemigo Clavando el Pabellón Nacional al palo mayor, la goleta "La Comandanta", donde iba Bolívar, se dispuso a dar caza a los barcos enemigos, se lanza al abordaje del bergantín "El Intrépido", de catorce cañones de a 8, entre los cuales había 6 culebrinas de bronce, y 140 españoles de guarnición al mando del teniente de fragata Don Rafael La Iglesia, que murió en el combate.
Aun cuando durante un largo rato estuvieron los buques a menos de un tiro de pistola sin poder fijar los arpeos o garfios, por los esfuerzos del enemigo por impedirlos, por fin se logró la operación, y un grupo de patriotas se lanzó sobre la cubierta de "El Intrépido", blandiendo los sables, y se siguió una lucha desesperada al arma blanca, que finalizó en triunfo para la armada patriota. A raíz de este encuentro, desembarcaron en Juan Griego, y poco después, el 6 de mayo, reunieron en la Villa del Norte una asamblea en la cual tomaron parte los patriotas margariteños que bajo la dirección de Arismendi se habían sublevado poco antes contra las autoridades realistas de la isla. Esta asamblea ratificó a Bolívar como Jefe Supremo y nombró a Mariño como segundo. Con este carácter, El Libertador dictó el 8 de mayo una proclama, en la cual dice, entre otras cosas, lo siguiente:
"Venezolanos: he aquí el tercer período de la República... Nuestras reliquias dispersas por la caída de Cartagena, se reunieron en Haití Con ellas y con los auxilios de nuestro magnánimo almiranteBrión, formamos una expedición que, por sus elementos parece destinada a terminar para siempreel dominio de los tiranos en nuestro patrio suelo... El Congreso de Venezuela será nuevamente instalado donde y cuando sea vuestra voluntad.. Yo os autorizo para que nombréis vuestros diputados en Congreso, sin otra convocación que la presente, confiándoles las mismas facultades soberanas que en la primera época de la República... Españoles que habitáis a Venezuela, la guerra a muerte cesará si vosotros la cesáis: sino, tomaremos una justa represalia y seréis exterminados..".

El primero de junio los patriotas desembarcaron en Carúpano, y al día siguiente El Libertador dictó su célebre Decreto dirigido a los habitantes de Río Caribe, Carúpano y Cariaco, región cacaotera de numerosa población esclava, por el cual se les concedía la libertad a los esclavos que se incorporaran al ejército patriota. El Decreto dice así:
Mariño, Piar y Arismendi quedaron al mando de las operaciones militares en Oriente; y El Libertador, con 600 hombres, se embarcó en Carúpano con rumbo al centro. Desembarcó en Ocumare de la Costa y destacó la vanguardia hacia los Valles de Aragua para forzar el ataque a Caracas. Sin embargo, sus tropas fueron rechazadas y tuvo que reembarcarse, dejando en tierra algunos contingentes. Bolívar se dirigió a Bonaire, y poco después volvió a Oriente donde fue desconocido por Mariño y Bermúdez. Después de este hecho, El Libertador se marchó de nuevo a Las Antillas, en donde permaneció hasta fines de 1816. El 28 de diciembre de ese mismo año, desembarcó de nuevo en Juan Griego y de allí pasó a Barcelona, reconocido una vez más como Jefe del Ejército Patriota.

Las tropas que quedaron en Ocumare de la Costa, bajo la dirección de Mac Gregor, evadieron el encuentro con los realistas, y a través de los Valles de Aragua y los llanos de Guárico, fueron a incorporarse a las guerrillas de Zaraza y Monagas. Estos contingentes engrosaron en los llanos de Barcelona las fuerzas que Piar había llevado desde Carúpano, y juntas bajo la dirección de Piar, derrotaron a los realistas en El Juncal, asegurando con esta victoria las posiciones patriotas en las provincias orientales. A fines de 1816, la situación de los patriotas era de franca recuperación. El balance de los hechos militares de ese año, permite establecerlas siguientes conclusiones:


  1. Volvieron al país importantes contingentes de patriotas que se habían refugiado en Las Antillas.
  2. Se realizó la unificación de estos contingentes con las guerrillas que habían quedado en el país después del fracaso republicano de 1814.
  3. Se obtuvieron triunfos militares que pusieron en manos patriotas el territorio oriental.
  4. La ocupación del Oriente permitió a los patriotas llevar a cabo la conquista de la provincia de Guayana.



Frente a esta concepción clasista, aristocrático-oligárquica y europeizante de independencia del yugo colonial, se desarrolla una concepción poli-clasista hispanoamericanista, progresista y anti feudal de la liberación de Venezuela y la Nueva Granada, con la expedición dirigida por Simón Bolívar y Santiago Mariño desde Haití hasta las Provincias de Oriente de Venezuela. Se trata de disputarle al Cuerpo Expedicionario de Pablo Morillo con grave riesgo de fracaso, el ascendiente sobre las masas venezolanas en las profundidades del territorio suramericano, donde la conciencia política permanecía todavía salvo en las provincias orientales, en niveles atrasados de confusión, apuntalados por promesas demagógicas de libertad e igualdad social. La dirección de este movimiento corresponde a Bolívar y y Mariño y a él se suman los expedicionarios de Los Cayos y los patriotas orientales que mantienen viva la insurrección en los llanos de Maturín.[1]
























MISION HACIA EEUU Y MEXICO POR BOLIVAR





"Este período lo novedoso y sustancial que señala un cambio cualitativo en el proceso de independencia es la decisión de abandonar la expectativa reiterada desde 1810 de obtener una ayuda externa europea para la revolución que objetiva y reiteradamente le ha sido negada. Ante este mandato de la realidad, el cambio subjetivo que se impone consiste en volver la mirada sobre la región circunvecina próxima a nuestro territorio así descubren Bolívar y Mariño, la existencia de la República de Haití foco de disidencia revolucionaria cuya diestra extendida se ofrece a quienes luchan por la libertad. Más al norte resplandece la República Mexicana que también parece ofrecer un nuevo hogar para los revolucionarios. De este modo un cambio de política exterior se genera de una percepción objetiva de la realidad y en un cambio de mentalidad en los líderes que abandonan las barreras estamentales.
A partir del momento el recurso a la generosa ayuda del pueblo haitiano va a ser la plataforma de lanzamiento de una nueva empresa libertadora que transforma la suerte del proceso. Este adquiere simultáneamente una nueva base de sustentación ideológica y política que penetra y se arraiga en las masas de hombres libres y esclavos que no han hallado en el restablecimiento del sistema colonial, concluida mediante una severa represión ninguna satisfacción a sus aspiraciones seculares."
[2]

"Sin embargo a pesar de lo nuevo, lo viejo subsiste todavía. Como hemos dicho la contradicción entre Occidente y Oriente se expresa en dos iniciativas autónomas de política exterior personificadas en las actuaciones individuales de Simón Bolívar y de Santiago Mariño." [3]



andre_1.png
Realizado por Andrea Villlarreal y Nelson Rivas




MISION HACIA CURACAO Y TRINIDAD POR BOLIVAR Y MARIÑO


"La política de Santiago Mariño, totalmente independiente orientada hacia las autoridades británicas de Trinidad culminan por su parte en un verdadero acuerdo con el Gobernador de la isla, que según Caracciolo Parra Pérez constituye el primer tratado internacional celebrado por Venezuela. " [4].

ANDRE_3.png
Realizado por Andrea Villlarreal y Nelson Rivas



andrea_4.png
Realizado por Andrea Villlarreal y Nelson Rivas




REPUBLICA DE CARIACO



"Finalmente, se manifiesta en este período la política exterior de la República Federal de Cariaco, que como dijimos fue de efímera duración, pero no por ello merece ser menos destacada como una organización política generada desde el exterior como un acto de intervención británica, en convivencia con los intereses de la oligarquía y al servicio de esta. " [5].

andrea_5.png

Realizado por Andrea Villlarreal y Nelson Rivas




"En efecto, el rasgo principal de la actividad externa del estado de Cariaco es la orientación de la actuación internacional hacia Ia Gran Bretaña y los Estados Unidos, Lo que se traduce en dos misiones diplomáticas constituida, una ante el gobierno de los Estados Unidos de América y otra ante el Gabinete inglés. " [6].

andre_6.png

Realizado por Andrea Villlarreal y Nelson Rivas











BIBLIOGRAFIA
Libros Digitalizados
  • TORO J, Fermín. (1988).Política Exterior y Diplomacia de los patriotas en el exilio 1815-1819 . (Revista Politeia N° 12). Caracas : Institución de Estudios Políticos U.C.V.



Nota: La segunda guía es la misma, solo que mas legible y transcrita a word versión PDF.

Fuentes Electrónicas


Vídeos Utilizados




Citas Bibliográficas
[0] Toro , F. (1988) La Política Exterior y Diplomacia de los Patriotas en el Exilio (Revista Politeia N° 12). Caracas : Institución de Estudios Políticos U.C.V pag 256.
[1] Toro , F. (1988) La Política Exterior y Diplomacia de los Patriotas en el Exilio (Revista Politeia N° 12). Caracas : Institución de Estudios Políticos U.C.V pag 268.
[2] Toro , F. (1988) La Política Exterior y Diplomacia de los Patriotas en el Exilio (Revista Politeia N° 12). Caracas : Institución de Estudios Políticos U.C.V pag 272.
[3] Toro , F. (1988) La Política Exterior y Diplomacia de los Patriotas en el Exilio (Revista Politeia N° 12). Caracas : Institución de Estudios Políticos U.C.V pag 273

[4] Toro , F. (1988) La Política Exterior y Diplomacia de los Patriotas en el Exilio (Revista Politeia N° 12). Caracas : Institución de Estudios Políticos U.C.V pag 275
[5] Toro , F. (1988) La Política Exterior y Diplomacia de los Patriotas en el Exilio (Revista Politeia N° 12). Caracas : Institución de Estudios Políticos U.C.V pag 280
[6] Toro , F. (1988) La Política Exterior y Diplomacia de los Patriotas en el Exilio (Revista Politeia N° 12). Caracas : Institución de Estudios Políticos U.C.V pag 281






Realizado por
Nelson Rivas 14.789.976
Andrea Villarreal 19.720.422